Escenografía del espectáculo La memoria del aire. Desarrollo plástico de la emoción flamenca I Vicente Alemany Sánchez-Moscoso, Raquel Sardá Sánchez

El espectáculo “La memoria del aire” se estrenó el 12 de octubre de 2019 en el teatro Sagarra de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), un espacio con más de dos décadas de trayectoria escénica dedicada principalmente al flamenco. El guitarrista José Luis Montón y la bailaora Cristina Benítez fueron los autores de la música y la coreografía respectivamente, contando con la voz de Inma La Carbonera. La escenografía corrió a cargo de Raquel Sardá, Vicente Alemany y César Barrio. “La memoria del aire” es una representación escénica basada en los tres elementos más originales e íntimos del flamenco, el toque de la guitarra, el baile y el cante. Sin embargo sus autores quisieron apostar por un carácter multidisciplinar y abierto a la innovación, encargando la escenografía a Raquel Sardá Sánchez y a Vicente Alemany Sánchez-Moscoso, creadores plásticos procedentes de la escultura y la pintura respectivamente, y profesores de escenografía en el Grado en Bellas Artes de la Universidad Rey Juan Carlos. Los autores de la proyección escenográfica asistieron a los ensayos para compartir directamente las emociones, palos y compases del espectáculo. Con grabaciones estudiaron la música, las letras, la coreografía, la puesta en escena y el vestuario de todo el repertorio, para componer un recorrido visual y plástico que acompañara la actuación escénica durante 90 minutos. Tras dos semanas de pruebas de proyecciones, y trabajando junto al pintor César Barrio, todo el equipo se trasladó a Santa Coloma para los últimos ensayos. Raquel Sardá tiene una dilatada trayectoria en las proyecciones de video para escenografías de espectáculos flamencos. Esta escenografía requería unas intervenciones más directas, más inmediatas, que permitieran interactuar en vivo con la música de la guitarra, la voz, y el taconeo. Los autores de la proyección escenográfica pretendían que las imágenes no sólo creasen un ambiente visual que acompañara a cada pieza, sino que trataban de que en ciertos momentos las imágenes vibraran y se transformaran al compás de la música y el baile. Por este motivo entendieron que era preferible emplear un sistema de proyección analógico que les permitiera trabajar en directo interactuando con los artistas en el escenario. Para ello contaron con proyector de transparencias que les facilitaba generar imágenes con diferentes colores, texturas y materiales elegidos por sus cualidades plásticas. De esta manera podían realizar composiciones visuales rápidamente y transformarlas a lo largo del espectáculo. El pintor César Barrio aportó su experiencia en conciertos de jazz experimental. Las representaciones del espectáculo “La memoria del aire” se han detenido con motivo del la crisis de Covid-19. El 20 de marzo de 2020 estaba programada una segunda representación en Segovia, y para este verano se preparaba otra actuación en Comillas, Cantabria.

VISUALIZAR/DESCARGAR