La educación artística contemporánea en los grados de magisterio de la Universidad de Zaragoza, dentro de la asignatura de Educación visual y plástica del segundo curso de la especialidad de Primaria, aborda en su programa, el tema del museo como espacio educativo. Un tema de plena actualidad en la educación no formal de los individuos que, en el caso español, cubre un vacío importante que la educación artística formal no alcanza, con propuestas innovadoras y contemporáneas donde el diálogo entre el pasado y el presente “construyen significados” a partir de las interacciones entre los objetos, las ideas y las sensaciones (Silverman, 1999). Actualmente, “el museo es un espacio que genera nuevos modos de sociabilidad” (Borja-Villel, 2010, p. 20). En este sentido, la emergencia e irrupción de nuevos imaginarios, como los deepfakes digitales, son incorporados a los recorridos expositivos, claro es el caso de la bienvenida de Salvador Dalí a la exposición Dalí Lives del museo San Petersburgo de los Ángeles, u otro tipo de exposiciones inmersivas, como la última que ha visitado Madrid, titulada Klim MAD, donde la realidad aumentada y expandida sumergen al espectador en una experiencia y vivencia única. Ejemplos como son las exposiciones inmersivas de Frida Kahlo o la de Van Gogh, son el punto de partida de este proyecto piloto que presentamos, realizado con nuestro alumnado. Por tanto, el objetivo principal es la que aborden el diseño de un recorrido expositivo de la obra de un artista, o una temática, que el alumnado elige libremente, fundada en la idea de laberinto. La metodología es la de investigación-acción. De las tres dimensiones esenciales que presenta esta metodología, desplegada en formación, acción e investigación, la creación artística en la planificación de un recorrido expositivo no lineal, inmersivo y experiencial se plantea como una herramienta de trabajo muy adecuada. Abordamos la idea de espacio, de representación y creación en un alumnado que necesita ser consciente de las dimensiones espaciales, expositivas, inmersivas y experienciales que tiene a su alcance como futuros docentes de primaria. Este trabajo se presenta como una propuesta piloto donde mostramos algunos de los trabajos del alumnado con propuestas expositivas donde el diálogo de la obra con el espectador trasgrede lo convencional. A partir del ejemplo de la exposición inmersiva de Van Gogh Lives en Barcelona, concretamente, con la muestra de los girasoles y también el cuarto infinito, donde los girasoles, se multiplican por el efecto de los espejos que hay en paredes y techo, dando una sensación de universo que envuelve al espectador. A partir de la visualización de esa experiencia, el alumnado reflexiona, debate y consensua una planificación de exposición museística donde presentan un plano cenital del recorrido y el dibujo de las paredes de dos salas. Los resultados presentados son muy sorprendentes y de una frescura absoluta. Finalmente, presentamos unas conclusiones donde las mejoras en la implementación para futuras ediciones, la concreción mayor de la propuesta y la configuración de grupos más amplios de trabajo, puede redundar en una mejora en los resultados que, como señalamos, han sido moderadamente satisfactorios en general y muy sorprendentes en los casos presentados.