LA METÁFORA VISUAL A PARTIR DE LA OBRA DE CHEMA MADOZ

I Nora Ramos Vallecillo, Víctor Murillo Ligorred, Alfonso Revilla Carrasco 

La metáfora es un concepto literario que se trabaja de forma habitual en los colegios desde las etapas de primaria. Sin embargo, este mismo concepto es prácticamente desconocido si lo enfocamos desde el punto de vista plástico. Parece bastante contradictorio que se considere necesario conocer y saber utilizar este recurso a nivel verbal y se obvie cuando se trata del lenguaje visual. En la actualidad nuestro alumnado está rodeado de imágenes y, si somos objetivos, podemos considerar que sus fuentes de información son en mayor medida de tipo gráfico frente a las de tipo escrita. No debemos olvidar la capacidad de las imágenes para trasmitir ideas con un alto nivel de inmediatez. Debido a este hecho surge la necesidad de ofrecerles herramientas para comprender lo que las imágenes les trasmiten, tanto de forma objetiva como subjetiva. El currículo de educación secundaria nombra tímidamente la necesidad de que los estudiantes aprenda a describir, analizar e interpretar una imagen distinguiendo sus aspectos denotativos y connotativos. Los aspectos denotativos los asocia a un análisis y lectura de las imágenes de forma subjetiva, identificando los elementos de significación, narrativos y las herramientas visuales utilizadas, para sacar conclusiones e interpretar su significado. En el análisis connotativo los alumnos pueden descubrir los valores subyacentes de la imagen. Es cierto que plantea una observación e identificación de las imágenes para poder conocer sus mensajes desde la subjetividad, pero en ningún momento plantea la necesidad de aprender a generar recursos plásticos para expresar ideas de manera metafórica. En la actualidad dentro de la educación artística debemos dar prioridad a una enseñanza en la que prevalezca el desarrollo competencial. Los estudiantes por medio del desarrollo práctico deben promover la construcción de aprendizajes significativos, poner en juego sus habilidades y estimular el pensamiento crítico, divergente y creativo. La propuesta didáctica que presentamos ha consistido en que el alumnado de segundo de secundaria, a partir del estudio de la obra gráfica del artista Chema Madoz, realizasen fotografías donde se representaba una metáfora visual. Se seleccionó al artista Chema Madoz por tener una mirada propia. Por medio de una fotografía sobria, en blanco y negro, trabaja el encuadre de los objetos para sorprender al espectador y ayudarle a redescubrirlos mediante relaciones ingeniosas. Las metáforas visuales, consistentes en la utilización de objetos para designar a otro y así apropiarse de sus cualidades y así poder enfatizar una idea o un sentimiento, son una forma eficaz de comunicación de ideas. Mediante esta propuesta los estudiantes han tenido que trabajar la imagen desde un nivel subjetivo y personal. Por medio del diseño de una imagen poética el alumnado ha comprendido el proceso por el cual realizamos relaciones perceptivas, emocionales, objetuales o conceptuales con los objetos. Han experimentado el proceso por el que nos apropiamos de los signos a un nivel conceptual.