“El rostro de Venus”. Diálogo entre las imágenes mitológicas y el paisaje. I Raquel Sardá Sánchez

“El rostro de Venus” constituye, junto a las obras “El cuerpo de Venus” y “El secreto de las diosas”, una exploración en la mitología clásica a través del estudio de la representación de los cuerpos de las diosas. Desde las esculturas clásicas hasta la reinvención de los mitos en el arte contemporáneo, el cuerpo de las diosas ha sido objeto de estudio plástico asociado a la belleza, la fuerza o la sabiduría. Cada mito origina su propia simbología, pero desprovistos de ella quedan los cuerpos y los rostros de mujeres que se ajustan a los distintos cánones de belleza vigentes en su época. La obra indaga no solo en la representación de la diosa de la mano de artistas como Botticelli, Tiziano o Giorgione, sino en como estas imágenes dialogan con el paisaje. Inspirada en los iconos religiosos, caracterizados por sus gamas cromáticas doradas y azules, se indagó primeramente en el uso de cianotipias sobre mármol blanco. Poco a poco el proyecto tomó forma para dar paso a unas videoproyecciones que se caracterizaban por el uso de azules de Prusia, propios de esta técnica fotográfica, sobre piedras cubiertas de pan de oro. Las piezas se situaron en el bosque, en mitad de un camino, sorprendiendo al transeúnte como si de un grupo de luciérnagas se tratara. La textura de la piedra aportó una nueva dimensión al rostro de estas Venus, cobrando vida sus miradas, a la vez que quedaban desprovistas de su aura de grandeza quedando únicamente los rostros femeninos. La pieza ha sido presentada en el Festival Cibart de Serevezza 2017 (Italia) y en el “Noche en Vela, 2018” en Matalpino (Madrid).

VISUALIZAR/DESCARGAR