El liderazgo cultural es una corriente relativamente nueva que empieza a sonar con fuerza en nuestra actualidad. Se define por dar nuevos papeles y a poner el foco en los artistas como agentes de cambio social ( change makers) y gestores de proyectos colectivos. Busca además esta corriente utilizar herramientas artísticas, potenciar la creatividad para la resolución de problemas y generar nuevas manifestaciones que calen en la sociedad civil. De esta manera posibilita caminar hacia la consecución de los ODS de manera conjunta. En esta propuesta de comunicación tratamos de iniciativas en que los artistas lideran cambios y mejoras sociales, desde su perspectiva como investigadores, creadores y generadores de nuevas narrattivas. Iris Jugo Nuñez-Hoyo es violonchelista, docente e investigadora y hay estudiado dentro y fuera de España. Iris es una de las dos representantes de España ( UCM) en el programa Europaeum liderado por la Universidad de Oxford en unión con otras 9 universidades europeas de primer orden y que busca ayudar a las instituciones a dar nuevas visiones sobre el futuro de Europa y la resolución de problemas. Desde esta posición privilegiada y dentro de su investigación en liderazgo cultural, nos contará los retos que, desde el grupo de expertos de dicho programa se han establecido como prioridades en el seno de la EU. Todo ello evidenciar la potencialidad de nuestro trabajo como artistas y educadores dentro de este panorama global y atendiendo a la creación de una identidad europea basada en sus valores culturales y desarrollo de la empatía y el pensamiento crítico. Después se mostrarán algunas acciones que se desarrollan en Europa y Latinoamérica en las que educadores, creadores, músicos, artistas ayudan a liderar la mejora social y paliar las desigualdades. Sin igualdad no es posible hablar de sostenibilidad. La comunicación mostrará también el inicio del proyecto Made in Europe donde los artistas serán agentes fundamentales para liderar programas enfocados a la participación ciudadana. Todo ello para ayudar a la creación de una identidad europea basada en la cultura, la solidaridad y en la creación de proyectos sociales. Como artistas debemos ser conscientes de lo que podemos aportar si queremos hacer de nuestro entorno un lugar más sostenible, más igualitario, más plural y tolerante. Como educadores e investigadores es el momento de llevar a la acción entre la juventud, la práctica creativa como forma de resiliencia y fuente de resolución de problemas presentes y futuros.